Vista de la exposición “The World of Anna Sui” en el Museum of Arts and Design, Nueva York, 12 de septiembre de 2019 al 23 de febrero de 2020. Fotografía de Laura Beltrán-Rubio.
Exposiciones,  Reseñas

Guía para visitar, criticar y reseñar exposiciones de moda

Con el auge de las exposiciones de moda en los últimos años, ha surgido también una proliferación de artículos basados en ellas en los medios impresos y digitales. Con frecuencia, estos toman la forma de una colección de fotografías acompañadas de comentarios en blogs y redes sociales, reportajes periodísticos sobre las figuras prominentes de la moda detrás de los diseños expuestos y narraciones de las fiestas —a veces espectaculares— que celebran su inauguración. Y aunque todos estos formatos son esfuerzos válidos, también es necesario promover un ejercicio más crítico para la evaluación y promoción de las exposiciones de moda, cada vez más frecuentes y populares (Greene et al 2019, Palmer 2008). En otras palabras, la práctica de reseñar exposiciones de moda debe ir más allá de la reproducción de imágenes fantásticas y la descripción de las exposiciones y los eventos sociales alrededor de ellas. Con esta guía, pretendo promover el ejercicio crítico a la hora de visitar y reseñar exposiciones de moda.

Este ejercicio es esencial para ayudarnos a entender las complejidades de la moda y su exhibición, además de generar una base de conocimiento a partir de la cual se pueden pensar y diseñar exposiciones en el futuro. Más ampliamente, esto también nos sirve para que tanto los curadores como el público aprendan a ver e interpretar los resultados de las exposiciones de moda de un modo más formalizado y estructurado.

Vista de la exposición “Pierre Cardin: Future of Fashion” en el Brooklyn Museum, Nueva York, 20 de julio de 2019 al 5 de enero de 2020. Fotografía de Laura Beltrán-Rubio.

¿Qué es una exposición de moda?

No es mi objetivo en este instante discutir las distintas formas que pueden tomar —o no— las exposiciones de moda. Para los efectos de esta guía, una «exposición de moda» es toda aquella exposición, dentro o fuera del museo, en la cual se exhiben objetos relacionados con la moda y el vestuario, aunque no necesariamente sean prendas de vestir. Más generalmente, parto de la idea de que una exposición es un objeto cultural en sí mismo (Rodríguez Ortega 2020) y el resultado de un ejercicio crítico y creativo. Más importantemente, la exposición es una conversación entre curadores, conservadores/restauradores, instaladores, diseñadores y el público mismo (Brooks e Eastop 2016, Melchior y Svensson 2014, Petrov 2019, Vänskä y Clark 2017). Así, la exposición de moda se convierte en un «foro público» de conocimiento (Palmer 2008), que concilia entre la investigación académica y el ejercicio creativo del diseño (Green et al 2019).

Dos visitantes detallan un vestido de Chanel en la exposición “Manus x Machina: Fashion in an Age of Technology” en el Metropolitan Museum of Art, Nueva York, 5 de mayo al 16 de septiembre de 2016.

La visita a la exposición como un ejercicio crítico

Si entendemos las exposiciones como una especie de conversación o un esfuerzo colectivo en el cual el público juega un rol esencial, entonces todes les visitantes tienen el potencial de criticar y reseñar una exposición de moda. En una reseña, las experiencias personales del visitante deben guiar su ejercicio crítico: ¿Cuál fue su reacción ante la exposición? ¿Se sintió identificado de alguna forma en sus propias prácticas de vestir y su percepción de la moda? ¿Cómo se relaciona ésta con otras exposiciones que ha visitado? Estas preguntas pueden guiar un primer acercamiento al análisis crítico de la exposición de moda.

Sin embargo, y como lo explica Alexandra Palmer (2008), la reseña de la exposición de moda debe partir siempre de la misma exposición: ¿Cuál era su objetivo principal y cómo logra cumplirlo? ¿Qué objetos se exhiben y cómo contribuyen a la tesis de la exposición? ¿Hay una narrativa coherente? ¿Cómo se ve el resultado final de la exposición? Es necesario, además, tener en cuenta el contexto en el que se realiza la exposición, pues no todos los lugares y equipos de curaduría cuentan con los mismos recursos presupuestales, de espacio y acceso a colecciones (Green et al 2019).

Finalmente, el conocimiento previo del visitante sobre teorías e historia de la moda también puede resultar muy enriquecedor a la hora de visitar y reseñar una exposición. Esto nos permite ver cómo «conversa» la exposición con otras exposiciones y con otras formas de producción académica relacionadas con el tema. Este conocimiento no tiene que estar basado, necesariamente, en la lectura avanzada de textos de teoría de moda ni en una carrera académica establecida. Muchas veces, con el solo hecho de visitar exposiciones de moda y leer reseñas críticas de ellas, se puede crear una base de conocimiento que permita al visitante participar en un ejercicio cada vez más crítico al interactuar con una exposición.

Vista de la exposición “Nature By Design: Selections from the Permanent Collection” en el Cooper Hewitt Smithsonian Design Museum, abierta hasta el 10 de abril de 2022. Fotografía de Laura Beltrán-Rubio.

Guía para visitar, criticar y reseñar una exposición de moda

Aquí propongo, entonces, una guía de cinco puntos básicos para realizar un ejercicio crítico al visitar y reseñar exposiciones de moda, basada en los seis criterios de evaluación para las exposiciones de moda propuestos por Alexandra Palmer (2008) y Denise Nicole Green y sus colegas (2019). La guía incluye algunas preguntas que deben ser consideradas bajo el marco de cada uno de estos puntos. Tenerlas en cuenta a la hora de visitar una exposición puede facilitar una participación más crítica del público y la creación de reseñas críticas.

  1. Tesis y narrativa
    • ¿Cuál es el tema general de la exposición? ¿Cuáles son la tesis y sus objetivos?
    • ¿Cómo se explica esa tesis? ¿La comunicación del equipo de curaduría es fácil de entender?
    • ¿Hay una narrativa coherente y lógica, con un hilo conductor identificable a lo largo de la exposición?
    • ¿Logra la exposición cumplir los objetivos que se propone? ¿Cómo lo logra (o deja de hacerlo)?
  2. Diseño y puesta en escena
    • ¿Qué objetos se utilizan para componer la narrativa de la exposición?
    • ¿Cómo están organizados e instalados los objetos en la exposición? ¿Cómo «conversan» entre ellos?
    • ¿Cómo está ambientada la exposición?
    • Al considerar elementos de la puesta en escena como la iluminación, los fondos, los textos que acompañan los objetos y hasta los olores y sonidos, ¿se cree que ellos facilitan la comprensión de la exposición?
    • ¿Cuál es la experiencia personal del visitante frente al diseño de la exposición?
  3. Métodos y teoría
    • ¿Se demuestra alguna estructura teórica detrás de las ideas presentadas en la exposición?
    • ¿Qué tipos de documentación se ofrecen? (por ejemplo: ¿hay sólo piezas de vestir o se combinan con otros medios, citas y documentos escritos?)
    • ¿Es ética la selección de objetos? (por ejemplo: no son todos donados por algún patrocinador o no es evidente que estas donaciones alteran la tesis que hubiera podido plantear el curador sin estos objetos)
    • ¿Son las descripciones suficientes para transmitir el mensaje de la exposición?
    • ¿Hay algún esfuerzo por conectar las piezas expuestas con los fenómenos sociales, políticos, económicos y culturales de su contexto?
  4. Accesibilidad
    • ¿Qué tan fáciles de leer son los textos en la exposición?
    • ¿Hay contenido audiovisual que acompaña la exposición?
    • ¿Cómo están los contenidos de la exposición adaptados para personas con distintas habilidades y limitaciones físicas y cognitivas?
    • ¿Se puede encontrar la exposición en formatos digitales? ¿Se pueden ver desde distintos lugares del mundo?
  5. Creación de conocimiento
    • ¿Aprendí algo nuevo en esta exposición?
    • ¿Qué nuevas ideas se generan a propósito de los temas más amplios relacionados con la exposición?
    • ¿Ofrece la exposición nuevas ideas sobre la forma en la que se pueden crear instalaciones de moda en el futuro?
Vista de un vestido de Guo Pei en las galerías de arte asiático, parte de la exposición “China: Through the Looking Glass” en el Metropolitan Museum of Art, Nueva York, 7 de mayo al 7 de septiembre de 2015. Fotografía de Laura Beltrán-Rubio.

Referencias

Brooks, Mary M., y Dinah Eastop, eds. 2016. Refashioning and Redress: Conserving and Displaying Dress. Los Angeles: Getty Conservation Institute.

Green, Denise Nicole, Jenny Leigh Du Puis, Lynda May Xepoleas, Chris Hesselbein, Katherine Greder, Victoria Pietsch, Rachel G. Getman, and Jessica Guadalupe Estrada. 2019. «Fashion Exhibitions as Scholarship: Evaluation Criteria for Peer Review.» Clothing and Textile Research Journal [Online First]: 1–16.

Melchior, Marie Riegels, y Birgitta Svensson, eds. 2014. Fashion and Museums: Theory and Practice. London: Bloomsbury.

Palmer, Alexandra. 2008. “Reviewing Fashion Exhibitions.” Fashion Theory 12, no. 1: 121–126.

Petrov, Julia. 2019. Fashion, History, Museums: Inventing the Display of Dress. London: Bloomsbury.

Vänskä, Annamari, y Hazel Clark, eds. 2017. Fashion Curating: Critical Practice in the Museum and Beyond. London: Bloomsbury.

Encuentra más recursos en nuestra bibliografía de moda y museos.

Laura Beltran-Rubio es historiadora del arte y la moda. Es candidata a Ph.D. en la Universidad de William & Mary (Williamsburg, Virginia) y tiene una maestría en Estudios de Moda de Parsons School of Design en Nueva York. En 2019, diseñó y dictó el primer curso introductorio a los Estudios de Moda en Colombia, ofrecido a través de la Maestría en Diseño de la Universidad de Los Andes en Bogotá. Su investigación ha sido publicada en “Cuaderno”, el “Journal of Dress History” y ”Fashion Theory”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: