Alta costura

Detalles de la colección Chanel Alta Costura, Primavera/Verano 2018. Fotografía cortesía de Chanel.

Alta costura. ¬ŅCu√°ntas veces no hemos o√≠do este t√©rmino (o su equivalente en franc√©s,¬†haute couture)? Es tal vez una de las expresiones m√°s usadas de la moda; un t√©rmino que sin duda inspira glamour y aspiraci√≥n por sus connotaciones de personalizaci√≥n y estatus. Pero, a pesar de ser tan conocido, con frecuencia lo confundimos y le otorgamos definiciones inapropiadas.

En general, ‚Äúalta costura‚ÄĚ se usa para referirse a prendas de vestir creadas √ļnicamente para un cliente, prendas hechas exclusivamente a mano y a la medida.¬†Pero en realidad, para poder confeccionar prendas de alta costura, una casa de modas debe ser acreditada por la¬†C√°mara Sindical de la Alta Costura¬†(Chambre Syndicale de la Haute Couture, con sede en Par√≠s) y cumplir con cuatro requisitos fundamentales, establecidos por primera vez en 1945 y modificados en 1992:

  1. Dise√Īar de forma personalizada, con m√°s de una prueba de las prendas, para clientes personalizados
  2. Tener un taller en París con al menos 4 trabajadores de tiempo completo
  3. Tener más de 20 técnicos de tiempo completo en uno de sus talleres
  4. Presentar una colecci√≥n de no menos de 50 dise√Īos originales por temporada (en enero y junio de cada a√Īo, en la Semana de Alta Costura de Par√≠s)

Historia

La alta costura nació en la misma época que la máquina de coser, iniciando así la larga tradición que asocia lo hecho a mano con el viejo orden, con la aristocracia, su riqueza y su cultura. Al mismo tiempo, ciudades europeas como París y Londres se convertían en grandes centros urbanos, en donde el movimiento incesante y el miedo al anonimato suscitaron una nueva cultura del espectáculo visual en la que hombres y mujeres se convirtieron en ávidos espectadores.

No es coincidencia que la alta costura naciera en esta época, la misma de Manet y Baudelaire, que analizaron cuidadosamente la opulencia en el traje. Desde el comienzo fue cercana la relación entre la alta costura y el arte, basada en la constante negociación entre la convención y el cambio.

Tal vez el gran genio y padre de la alta costura fue el ingl√©s¬†Charles Frederick Worth (1825‚Äď95), tambi√©n conocido por muchos como el primer dise√Īador de modas. A diferencia de los modistas que le antecedieron, √©l le mostraba sus dise√Īos a sus clientes en lugar de recibir √≥rdenes de ellas. As√≠, el dise√Īador se convirti√≥ en el gran genio detr√°s de la moda, encargado de dictar las tendencias y de vestir a las m√°s importantes se√Īoras y se√Īoritas de la sociedad.

Lo que aconteció después de Worth es la historia que condujo al sistema de la moda actual; de la moda como la conocemos hoy.

Lecturas adicionales

Kari Estrada,¬†‚Äú10 cosas que hay que saber sobre Alta Costura,‚Ä̬†en¬†Vogue M√©xico y Latinoam√©rica: Your Mother Should Know¬†(8¬†de julio del 2014).

‚ÄúHaute Couture,‚Ä̬†Business of Fashion: Fashion A-Z.

Lauren Indvik y Jacqui Maher.¬†‚ÄúAn Introduction to Haute Couture, In Numbers,‚Ä̬†Vogue UK.

Richard Martin y Harold Koda. Haute Couture. Nueva York: The Metropolitan Museum of Art, 1995.

Autoría

Laura Beltrán-Rubio es curadora, investigadora y educadora de moda, con énfasis en Latinoamérica y las artes indígenas globales. Recibió su Maestría en Estudios de Moda de Parsons School of Design (Nueva York) y su Ph.D. de la Universidad de William & Mary (Virginia). Su trabajo explora las construcciones de identidad a través de la moda y el arte.

En 2019, dise√Ī√≥ y dict√≥ el primer curso introductorio a los Estudios de Moda en Colombia, ofrecido a trav√©s de la Maestr√≠a en Dise√Īo de la Universidad de Los Andes en Bogot√°. Actualmente es Profesora en De Montfort University (Reino Unido) e Investigadora Senior en Fashion and Race Database.